Minerales y rocas que se pueden encontrar en Tinaquillo

NIQUEL

Fórmula química:

Elemento: Níquel Ni.
Mena: Garnierita (Ni,Mg)6[(OH)8//Si4O10.

Propiedades físicas:

Mena:
Sistema: monoclínico. Hábito: agregados lamelares o afieltrados, microcristalinos. Dureza: 2 a 3. Densidad: 2,2 – 2,7. Color: verde, verde amarillento a verde azulado. Raya: incolora a blanca. Brillo: craso a mate. Exfoliación: carente. Fractura: concoidea. Tenacidad: frágil.

 

 

Descripción:

El níquel se encuentra en la naturaleza formando silicatos, óxidos, sulfuros, sulfatos, etc. La Garnierita (Ni,Mg)6[(OH)8//Si4O10, es uno de los minerales más empleados en la extracción de este metal. Se usa mayormente en la fabricación de aceros especiales como el “stainless steel” (acero inoxidable). Igual que muchos otros minerales, el níquel puede ser explotado por ambos métodos: cielo abierto y subterráneo. El níquel es un mineral de gran demanda en la industria (la siderúrgica por ejemplo), principalmente para la obtención de aceros de gran calidad y en muchísimas aleaciones con Cobre, Cromo, Aluminio, Plomo, Cobalto, Manganeso, Plata y Oro. El níquel da a las aleaciones dureza, tenacidad y ligereza, así como cualidades anticorrosivas, eléctricas y térmicas.

Antecedentes en Venezuela:

En enero de 1961, el ministerio de Minas e Hidrocarburos a través de la Direcciones de Minas y Geología, realizó la investigación sistemática del yacimiento de níquel de Loma de Hierro con el fin de establecer su importancia económica. El desarrollo de este programa permitió evaluar hasta el 31 de diciembre de 1962 reservas que alcanzaban 45.899.943 toneladas métricas del mineral con un tenor promedio de 68,1%.

Localización:

En Venezuela los depósitos de níquel se asocian con rocas ultrabásicas serpentinizadas de la Cordillera de la Costa. Todos los depósitos y manifestaciones estudiadas son del tipo laterítico. Hasta el momento, en nuestro país no se han ubicado depósitos primarios de níquel asociados con sulfuros de origen magmático.

Las rocas ultrabásicas en el norte de Venezuela forman dos fajas definidas a lo largo de la Cordillera de la Costa y Serranía del Interior. La faja norte se extiende desde Margarita pasando por el norte de Caracas hacia el oeste, al norte de las montañas de Puerto Cabello-Santa María (Estado Yaracuy); la segunda faja se extiende desde la Península de Araya-Paria, en dirección, en dirección oeste pasando por la cuenca de Santa Lucía, Charallave, Loma de Hierro, Villa de Cura, San Juan de los Morros, Tinaquillo y Cabimba. Fuera de esta dos fajas, se encuentran peridotitas serpentinizadas en la Península de Paraguaná (Cerro Santa Ana) a lo largo del frente montañoso de la Serranía del Interior y al norte del valle río Yaracuy.

Las grandes masas de Loma de Hierro y Tinaquillo son las únicas intrusiones que han sido estudiadas sistemáticamente para determinar reservas y tenor de las menas de níquel.

Estado Aragua, Región de Loma de Hierro: la masa de peridotita serpentinizada, aflora a unos 20 Km al sur de Tejerías, formando un cuerpo continuo que se extiende por más de 21 Km de distancia, en dirección N 70 E, desde unos 4 Km al oeste del caserío de Tiara, hasta las proximidades de Tácata, con una anchura veriable entre 1 y 5 Km.

La roca es una harzburgita serpentinizada, maciza y de composición mineralógica relativamente constante, en forma de un sill de unos 700 m de espesor, con abundantes diaclasas. En general, la roca es de color verde oscuro y ha sido intrusionada localmente por diques piroxénicos.

En la zona de Loma de Hierro, el manto laterítico cubre una superficie de más de 600 ha y delimita la extensión del yacimiento niquelífero, cuyo espesor promedio es de 6,36 m. El yacimiento, producto de la alteración in situ de la peridotita es similar a los yacimientos explotados en Cuba, República Dominicana, Brasil, Guatemala, Nueva Caledonia, Islas Filipinas e Islas Celebes.

De acuerdo a los trabajos evaluativos ejecutados a todo lo largo del área, se pudieron diferenciar claramente las partes componentes de la masa laterítica de Loma de Hierro. Para los efectos de la cubinación, el nivel laterítico fue dividido en cuatro zonas en base principalmente de sus características físicas y variación química, estas zonas son:

Zona 1: La parte superior de la laterita es un manto arcilloso de color rojo, con pequeñas concreciones y costras de Goethita-Limonita. A pesar de ser muy poroso, el peso específico del material es elevado por el contenido de hierro que varía entre 35 y 45%.

Zona 2: Esta zona, compuesta de laterita niquelífera, es de color amarillo rojizo que infrayace a la Zona 1. La laterita tiene un alto grado de humedad y bajo peso específico. El níquel se ha concentrado por precipitación iónica de las aguas de penetración, en forma de Garnierita (silicato hidratado de Magnesio y Níquel) en laterita.

Zona 3: serpentinita niquelífera, es la parte comprendida entre la base de la laterita niquelífera y el contacto superior de la porción meteorizada de la masa de peridotita serpentinizada que sirve de base a todo cuerpo laterítico. Es una serpentina alterada de color verdoso claro, caracterizada por el desarrollo de sistemas de fracturas y alto grado de porososidad. La mena niquelífera se presenta en forma de laminaciones y rellenado de diaclasas y porosidades secundarias. El material es poroso, de bajo peso específico, alto contenido de Níquel y Magnesio y bajo contenido de hierro.

Zona 4: esta zona comprende la peridotita con un alto grado de serpentinización más o menos variable. Posee el tenor inicial de níquel, característico de las peridotitas (0,25 %). No se considera mena.

Estado Cojedes. Area de Tinaquillo: investigaciones realizadas, han mostrado enriquecimiento de níquel en lateritas producidas a partir de rocas ultrabásicas.

La peridotita de Tinaquillo es una masa que aflora al este de la población homónima y está compuesta principalmente de peridotita, serpentinita y metagabro en contacto con diques ácidos, cuarcitas metamorfizadas y bandas de piroxinita y anfibolita. Cuatro tipos de materiales fueron considerados en el proceso de investigación: material laterítico arrastrado, material laterítico in situ con drenaje pobre, material laterítico in situ con buen drenaje, y serpentinitas.

Aplicación:

El níquel es, después del manganeso, el metal más usado en ferroaleaciones, pero también tiene otras numerosas aplicaciones, proporciona a las aleaciones dureza, tenacidad, ligereza, cualidades anticorrosivas, térmicas y eléctricas. Se emplea principalmente en aleaciones al níquel y otras, tales como: latones y bronces al níquel, y aleaciones con cobre. También está muy extendido su empleo en la acuñación de monedas y niquelado. Comunmente en el comercio del níquel puro es integrado en forma de lingotes, municiones, pellets y polvo, así como en forma de óxido conteniendo de 75 a 90% de níquel.

Asociaciones:

Existen alrededor de ocho minerales de Níquel, pero las más comunes son la Garnierita (Ni,Mg)6[(OH)8//Si4O10 y la Pentlandita (Ni,Fe)9S8 . Los minerales que se utilizan como fuentes de níquel, aparecen en tres formas: sulfuros, silicatos, mineral de hierro niquelífero.

La Pentlandita, la cual contiene porcentajes variables de níquel y de Hierro (Ni – Fe) S, viene a constituirse en la fuente de casi todo el níquel producido de los minerales de pirrotina y Calcopirita en los principales yacimientos del mundo. También se conocen la niquelina (níquel arsenical cuya fórmula es: NiAs) y la chloantita.

 

 

 

BENTONITA

Es una arcilla rica en montmorillonita (Al2(OH)2[Si4 O10]).La arcilla es la fracción de un suelo o roca, compuesta por partículas inferiores a 0.002 mm. Está formada esencialmente por silicatos alumínicos hidratados de estructura reticular aplanada.

Localización:

En la región de Tinaquillo, Estado Cojedes, se ha encontrado una extensa zona con material bentonítico, depósitos que están asociados con alteraciones de rocas básicas de los complejos de Tinaquillo y están formados por una mezcla de bentonita y otros productos de alteración.

Aplicación:

La bentonita es utilizada en la industria de la construcción, elaboración de cerámicas, elaboración de refractarios, materias plásticas y colorantes, celulosa, papelería, arenas de fundición y la siderúrgica, en la preparación de jabones y el área de perfumería. En la agricultura se utiliza para preparar fungicidas e insecticidas, también en los productos farmacéuticos y así muchísimos empleos diversos.

Asociaciones:

El Caolín o caolinita [Al2(OH)4 (Si2 O5)], la montmorillonita (Al2(OH)2[Si4O10]), la mica arcillosa fundamentalmente illita (K (OH)2Al2(Si3Al O10), y la clorita, pegmatitas.

Estadísticas y mercado:

Su producción se ha mantenido estable cerca de 3 millones de toneladas métricas.

 

FELDESPATOS

Son los minerales primarios más abundantes de la corteza terrestre y en los suelos son constituyentes importantes de la arena y el limo. Además, es una de las principales fuentes de potasio y Calcio, los cuales pueden ser liberados de los feldespatos por procesos de meteorización.

Los feldespatos constituyen un grupo natural de gran importancia por el papel que desempeñan en las rocas eruptivas, tales como el granito, la sienita, el pórfido y la traquita, y en las rocas metamórficas como el gneis.

 

Forman el grupo de minerales más amplio de la naturaleza, y son constituyentes fundamentales de las rocas ígneas. Los feldespatos se dividen en dos grandes grupos: el grupo de la ortosa, o feldespatos potásicos, y el grupo de las plagioclasas, o feldespatos sódicos-cálcicos.

Localización:

Venezuela posee importantes cuerpos pegmatíticos en los estados Cojedes, Barinas, Táchira, Mérida y Trujillo, pero la producción comercial de feldespato asociado con pegmatitas, se realiza sólo en los estados Cojedes y Barinas.

El Estado Mérida, aun cuando no tiene explotaciones comerciales de feldespato, posee una de las reservas potenciales más importantes del país. En el Estado Yaracuy, varias secuencias de gneises han sido explotadas como mena feldespática, pero por problemas de tipo físico y químico han hecho prohibitiva una minería a gran escala. La mayoría de estos depósitos, se explotan en condiciones favorables a cielo abierto.

Estado Cojedes: estos depósitos se asocian con micropegmatitas del Complejo Granítico El Tinaco. Este granito se encuentra intrusionando rocas metamórficas ubicadas a lo largo del flanco sur de las montañas de Cojedes septentrional. El granito aflora en los lechos de los tributarios del Río Tinaco a noreste de la población que lleva el mismo nombre; es una roca de grano fino, rosada, moderada a intensamente triturada, con porfidoblastos de microclino de hasta 15 mm de longitud. El Cuarzo constituye del 10 al 20% de la mena y al resto se compone de albita y oligoclasa y microclino o micropertita microclínica. Los depósitos comerciales de feldespato se asocian con micropegmatitas blancas presentes a todo lo largo del cuerpo granítico. Las micropegmatitas constituyen cuerpos morfológicamente heterogéneos que pueden sobrepasar los 100 m de diámetro. La roca está constituida por cristales de microclino con grandes inclusiones de cuarzo que pueden haberse formado por recristalización de la micropegmatita. Toda la minería sobre estos cuerpos es a cielo abierto y la mena es enviada a El Tinaco, donde se trata magnéticamente y por flotación, produciéndose concentrados aptos para la cerámica, sanitarios y porcelana.

Estado Barinas: los depósitos de la región se asocian con pegmatitas y aplitas presentes en el gneis bandeado de La Mitisús, una de las unidades más importantes del flanco centro-oriental de la Cordillera Andina. Esta unidad aparece bien expuesta al este del pueblo de La Mitisús, a lo largo de la carretera Barinitas-Santo Domingo. De acuerdo a estudios petrográficos detallados, la unidad está integrada por los siguientes tipos de roca: gneises y esquistos de biotita-muscovita-cuarzo, los minerales accesorios incluyen Epidoto, Esfena, Clinozoisita y Magnetita; gneises y esquistos de biotita-almandina; gneises y esquistos de silimanita-almandina-biotita; y gneises y esquistos de hornablenda-plagioglasa-biotita y anfibolita.

Pegmatitas del Estado Mérida: la región central del estado contiene una de las reservas más importantes de pegmatitas blancas en el país, aún cuando su ubicación geográfica las hace no competitivas con otros depósitos de mena feldespática en Venezuela. Las pegmatitas de la región de Peñas Blancas cubren una extensa zona a unos 15 Km del pueblo de Apartaderos a 4000 m.s.n.m. Geológicamente constituyen enormes cuerpos intrusivos ácidos asociados con el Precámbrico cristalino andino, y mineralógicamente están constituidas por feldespato potásico, muscovita en cristales grandes y cuarzo eminentemente hialino.

Estado Yaracuy: posee varias secuencias de gneises feldespáticos poco contaminados con biotita, asociada con la Formación Las Brisas, los cuales han sido explotados en forma intermitente para la producción de mena feldespática. Estas secuencias de gneises se intercalan con niveles biotíticos a lo largo de Yaracuy central y oriental, pero son importantes en las áreas de San Pablo, Temerla y Salom, donde constituyen mantos de espesor considerable y morfología lenticular. Mineralógicamente, estos depósitos están constituidos por feldespato potásico y plagioclasas parcialmente alteradas, muscovita y cuarzo, formando un material incoherente, blanco a gris claro, de aspecto arenoso en contacto transcional con niveles de gneises feldespáticos poco alterados. La presencia de bandas de biotita contamina inmediatamente el material incoherente, haciéndolo en varias zona no comercial.

Aplicación:

Materia prima fundamental en las industrias de la cerámica, sanitarios, vidrio y porcelana.

Asociaciones:

Son silicatos aluminicoalcalinos o aluminicocálcicos anhidros, que pertenecen a tres tipos principales, de extraordinaria afinidad estructural que facilita sus mezclas isomorfas y asociaciones regulares: el feldespato potásico u ortosa (Si3O8AlK), el feldespato sódico o albita (Si3O8AlNa), y el feldespato cálcico o anortita (Si2O8Al2Ca).

Raramente se presentan puras estas especies, siendo, por el contrario, muy frecuente su asociación a consecuencia de desmezcla o bajo la forma de mezcla isomorfa. La primera se presenta bajo dos formas: una monoclínica, la ortosa propiamente dicha, y otra triclínica, la microlina. La primera y la segunda se mezclan dando la anortoclasa; la segunda y la tercera, las plagioclasas. La miscibilidad entre la primera y la tercera es prácticamente nula.

Estadísticas y mercado:

Este mineral industrial ha mantenido su demanda, y podrá alcanzar una producción por encima de 200.000 toneladas.

 

 

 

 

SERPENTINA
(ASBESTO, AMIANTO)

Etimología:

Palabra derivada del latín serpens, serpiente, por la semejanza entre algunos ejemplares y el dibujo de la piel de serpiente.

Fórmula química:

Mg6[(OH)8/Si4O10]

 

Propiedades físicas:

Sistema: Monoclínico. Hábito: generalmente granulado, masivo, fibroso y filiforme. Dureza: antigorita 3 – 3,5; crisotilo 2 – 3. Peso específico: antigorita 2,55 – 2,58; crisotilo de 2,36 – 2,50. Color: Blanco, verde en todas las tonalidades, amarillo. Raya: blanca. Brillo: craso a sedoso. Exfoliación: no reconocible a causa de su configuración. Fractura: concoidea a fibrosa. Tenacidad: Blando.

El Asbesto es un anfíbol inosilicato de cadena doble del grupo de la actinolita. Está compuesto de sílice, magnesio, hierro y calcio. Aparece en formas alargadas fibrosas, de la singonía monoclínica, es verdoso y flexible.

Descripción:

El Asbesto es un mineral incombustible, de estructura fibrosa, muy resistente al calor, a la electricidad, a la acción de los agentes químicos, a la abrasión, etc, y sus fibras, suaves como la seda, pueden ser tejidas o juntadas por presión con gran facilidad. Estas propiedades hacen que este mineral tenga múltiples usos industriales y una extraordinaria importancia en la manufactura de implementos de guerra.

Origen:

El Amianto es producto de la recristalización de la Serpentina bajo efectos de acción hidrotermal. Se forma a partir del olivino como resultado de la influencia de las soluciones hidrotermales sobre rocas ultrabásicas, tales como peridotitas y dunitas.

Antecedentes en Venezuela:

En nuestro país, las primeras exploraciones que se hicieron para determinar la existencia de Asbesto o Amianto se efectuaron en 1936 y condujeron al descubrimiento de la cuenca amiantífera de Tinaquillo, Estado Cojedes. Dichas exploraciones comprobaron la abundancia, buena calidad de la fibra y excelentes condiciones de explotabilidad comercial, cualidades éstas que atrajeron la atención de los inversionistas extranjeros dedicados a la explotación de este mineral.

La producción venezolana de Asbesto comenzó en 1946, con la explotación de la mina El Tigre. El tipo de Asbesto que se produjo en el país era el denominado “crisotilo”, variedad que constituia el 90% de la producción mundial. Aun cuando en Tinaquillo se explotaba la fibra cruda larga, las que predominaban era la corta y la mediana, de un cuarto y media pulgada de largo. La mayor parte de la producción se destinaba a la exportación, y en el país se utilizaba aproximadamente el 30% de la producción.

Localización:

Aún cuando una serie de cuerpos ultrabásicos serpentinizados han sido delimitados y estudiados en Venezuela Septentrional, específicamente en Falcón, Yaracuy, Cojedes, Aragua y Nueva Esparta, tan sólo en el Estado Cojedes se han ubicado depósitos comerciales de Asbesto. Los depósitos se asocian con una gran intrusión tabular de peridotita ubicada a unos 12 Km al noreste de la ciudad de Tinaquillo, Distrito Falcón, Estado Cojedes. La peridotita está en contacto al sur con gneises hornabléndicos del Complejo El Tinaco, y hacia el norte y oeste en contacto de falla con filitas grafitosas y calizas de la Formación Las Mercedes. A lo largo de esta gran falla llamada Corrimiento de Manrique, se observan varias zonas en las cuales la peridotita ha sido en gran parte alterada a serpentinita con abundante mineralización de asbasto tipo crisotilo. Hacia el este la peridotita desaparece bajo los aluviones.

La serpentinización fue producida por procesos hidrotermales relacionados con las numerosas fallas y diaclasas existentes particularmente en los contactos de la masa peridotítica con rocas básicas de tipo gabroide, presentes dentro de ella, los cuales han sido considerados por Mackenzie (1966) en RODRIGUEZ (1986) como un pseudogabro correspondiente a inclusiones remanentes de la roca caja, alteradas por metamorfismo de contacto.

Las principales áreas mostrando mineralización de Asbesto se localizan en los sitios denominados Montañita, El Tigre, Casupo, El Zamuro y Las Mercedes . Como consecuencia de los estudios detallados efectuados po el Ministerio de Energía y Minas, se llegó a la conclusión de que las únicas áreas con posibles depósitos comerciales de Asbesto son las de E Tigre y Montañita. Los sondeos ejecutados en El Tigre descartaron sus posibilidades comerciales, debido al reducido tonelaje de la mena y a su baja calidad. Con relación a Montañita, se evaluaron cerca de 15×105 toneladas métricas de roca asbestífera. Se ha estimado que la mayoría de los mantos consisten de fibra de grado de trituración de 2 a 4 mm. En La Montañita se han encontrado considerables cantidades de fibra cruda de grano 1 a 2.

La producción venezolana de Asbesto comenzó con la apertura de la mina El Tigre, por parte de la Compañía C.A.M.A.T., la cual tuvo una producción acumulada de 1079 tm de fibra hasta el año de 1953 cuando cesó de operar. Posteriormente la empresa AMVECO reanudó la explotación de las minas, produciendo entre 1954 y 1961 un total de 32711 tm de mena, paralizando sus labores por problemas técnicos.

Aplicación:

La utilización del Asbesto o Amianto se remonta a los tiempos prehistóricos, donde el Amianto se usaba en la cremación de cadáveres, con objeto de conservar las cenizas. El Asbesto se utiliza en la elaboración de tejidos incombustibles, cierre de junturas (especialmente en las estufas de coque), placas de Asbesto, aislantes de termotecnia y electrotecnia, en la fabricación de frenos y embragues para automóviles, vestidos y guantes a prueba de fuegos, empacaduras para vapor, etc.

Asociaciones:

Crisotilo (Si2O9Mg3H4), hornblenda ferrífera de tipo crocidolítico (Amosita) y la hornblenda tremolítica. [NaCa2(Mg,Fe,Al)3(Si,Al)8O22(OH)2]

 

 

 

 

 

 

 

 

CIANITA

Etimología:

De la palabra griega Kyanos, azul. También llamada Distena, del griego dys, dos veces y sthenos, fuerte en alusión a la diferencia de dureza que presenta en dos direcciones perpendiculares.

Fórmula química:

Al2(SiO5).

 

Propiedades físicas:

Sistema: Triclínico. Hábito: Generalmente se presenta en agregados fibrosos o radiados, más raramente en forma de cristales aislados; los cuales son tabulares, raras veces terminados y frecuentemente reunidos en haces. Color: Azul pálido, a veces pálido. Raya: blanca. Brillo: vítreo. Dureza: 4 – 7. Peso específico: 3,6.

Descripción:

Durísima según la dirección transversal al eje del alargamiento del cristal, semidura en dirección paralela; pesada, frágil y perfectamente exfoliable; polvo de color blanco. Infusible e inatacable por los ácidos.

Origen:

Conocida también como Distena, este mineral es originado por el metamorfismo de alta presión de rocas con contenido de aluminio. Es un mineral metamórfico y característico de las pizarras cristalinas. En ocasiones es componente de los gneises y especialmente de las micacitas, también en las granulitas y eclogitas. Prácticamente exclusiva de rocas pelíticas ricas en Aluminio, metamorfizadas en condiciones de elevada presión (gneis, micaesquistos, anfíbolitas y eclogitas) asociada a granates, estaurolita y Mica. Raras veces su presencia ha sido señalada en los filones pegmatíticos que atraviesan estas rocas. Es común asimismo en los depósitos de esmeril y se halla concentrada en las Arenas derivadas de la descomposición de rocas esquistocristalinas.

Localización:

En Venezuela, el único depósito de cianita de posible importancia comercial, se ubica en el Estado Cojedes a 11 Km al este de Tinaquillo. La mena se presenta como un esquisto cuarzo-cianítico en contacto con esquistos cuarzo-biotíticos del Cretáceo Superior. Se han localizado pequeñas manifestaciones en la Península de Araya, Estado Sucre, pero carecen de importancia económica. De acuerdo con trabajos geológicos de campo, el depósito se extiende a lo largo de 1 Km. (Mackenzie, 1966 en RODRÍGUEZ 1986).

CUARZO

Etimología:

Deriva de la palabra alemana quars, nombre dado por los mineros de Sajonia y Bohemia. El libro De re metallica, J. Agrícola, es uno de los más antiguos en que aparece esta denominación.

Fórmula química:

SiO2

 

 

 

Propiedades físicas:

Sistema: Romboédrico; la estructura grupo SiO2 del Cuarzo admite ocho maneras diferentes de ordenarse espacialmente. Hábito: masivo, prismático o en agregados. Dureza: 7.
Densidad: 2,65. Color: Incoloro con matices blanco, gris, rosado, verde y lila.
Brillo: Vítreo en las caras y craso en las fracturas.

Descripción:

Es un mineral de anhídrido silícico extraordinariamente abundante en la corteza terrestre en la que entra a formar parte de un gran número de rocas ígneas, metamórficas y sedimentarias. Entre las primeras abunda en granitos, riolitas, pegmatitas, etc. En los gneises es un mineral fundamental, así como en las ortocuarcitas. El Cuarzo común es la forma a , estable hasta 573°C; por encima de esta temperatura es estable la forma b hexagonal, conservada paramórficamente sólo en rocas volcánicas. El Cuarzo es duro, ligero, carece de exfoliación pero con una neta fractura concoidea y una discreta divisibilidad según las caras del romboedro. Es extremadamente piezoeléctrico y piroeléctrico. Posee intensa polarización rotatoria de signo contrario en los individuos dextrógiros y levógiros. Es infusible e insoluble en los ácidos a excepción del ácido fluorhídrico en el que se descompone produciendo vapores de tetrafluoruro de silicio gaseoso; es atacable por las bases fuertes. Se conocen también otras formas polimorfas del Cuarzo, como por ejemplo de cristobalita a y b (respectivamente tetragonal y cúbica), la tridimita (hexagonal) y una forma cúbica extraordinariamente rara (melanoflogita) propia de los yacimientos de azufre sicilianos y de las fisuras de las rocas de la Toscana. El cristal de sílice natural, derivado del Cuarzo por fusión de las tectitas o en cráteres de impacto meteorítico, se denomina Lechatelierita.

Artificialmente puede obtenerse hasta en cristales de gran tamaño de diferentes maneras, y está extraordinariamente extendido como arena y gravas. Variedades: cristal de roca: incoloro, transparente, presente en grietas de gneises, mármoles, drusas de pegmatitas y en grietas de filones de minerales metalíferos. Cuarzo ahumado: pardo a negro, transparente a opaco; presente en los mismos lugares que el cristal de roca. Amatista: violeta; en cavidades de burbujas de rocas eruptivas, en grietas, en filones de minerales metalíferos y en geodas. Citrino: amarillo; raro en pegmatitas, algunas variedades cristalinas pueden confundirse con cristales de topacio. Cuarzo rosado: color rosa; cristales raros; común en pegmatitas. Cuarzo lechoso: blanco; turbio por inclusión de líquidos; muy común, especialmente presente en filones hidrotermales. Calcedonia: agregados duros, con estructura fibrosa microscópica arriñonados, costras; como revestimiento de oquedades en rocas eruptivas y filones de minerales metalíferos, también formando yacimientos en rocas de sedimentación; de coloración muy variada: rojo a pardo rojo (Corneola); verde (Crisoprasio); azul, gris (Ágata) revistiendo oquedades amigdaloides y mostrando capas concéntricas de diferentes colores; Ónice: variedad de Ágata con franjas blanquinegras. Pedernal o Sílex.

Origen:

Cristaliza directamente del magma a partir del estadio pegmatítico-neumatolítico hasta el hidrotermal de baja temperatura; está presente por igual en las rocas plutónicas (granitos, granodioritas, tonalitas) como en las hipoabisales (pórfidos, pegmatitas)v

El origen de Cuarzo es variado. El Cuarzo de origen magmático se separa en forma de granos irregulares, por ejemplo, en los granitos. En los granitos y las pegmatitas, junto con los feldespatos, es el principal constituyente de las rocas. Durante la formación hidrotermal, el Cuarzo es el mineral de filones más propagado.

Localización:

Existen depósitos de Cuarzo y cuarcita en los estados Carabobo y Anzoátegui, en Cojedes Cuarzo aluvional, y en Bolívar depósitos de Cuarzo masivo.

Los depósitos del Estado Carabobo se presenta como lentes y masas de Cuarzo semihialino con espesores que en muchos casos superan los 3 m, asociados con esquistos y filitas de la Formación Las Brisas. Los mejores depósitos se ubican entre las poblaciones de Bejuma y Miranda, Carabobo occidental.

Aún cuando hasta el momento no se han efectuado estudios evaluativos detallados, estos depósitos parecen constituir una importante reserva de materia prima en vista de su excelente calidad, para la fabricación de silicio metálico y ferrosilicio.

En Anzoátegui septentrional se ubican cuarcitas de alta calidad de la Formación Barranquín. Los depósitos se presentan como rocas homogéneas, muy ricas en Cuarzo semiredondeado y con bajos porcentajes de hierro y alúmina. Estratigráficamente se presenta como niveles clásticos asociadas con secuencias de lutitas y areniscas arcillosas de la Formación Barranquín, una gruesa unidad del Cretáceo que constituye la base del Grupo Sucre, el cual aflora extensamente a todo lo largo de Anzoátegui septentrional y Sucre occidental.

Aplicación:

Es muy importante en la elaboración del “cristal de Cuarzo”, grandes placas para la radiotecnia y la óptica ultravioleta, fabricación del vidrio, etc. El Cuarzo macrocristalino se emplea en numerosos aparatos de óptica. Debido a sus propiedades piro y piezoeléctricas es fundamental en la industria electrónica de precisión (una aplicación de las más conocidas es el reloj de Cuarzo). Las variedades coloreadas, amatista, citrino, etc., se usan en joyería. El Cuarzo microcristalino se usa como piedra de adorno (semipreciosa) y el sílex, debido a su dureza, fue empleado por el hombre prehistórico para fabricar utensilios y armas.

Asociaciones:

El Cuarzo se encuentra asociado a varios minerales. No se forma juntamente sólo con la nefelina, el olivino, la cromita y ciertos otros minerales pobres en ácido silícico de las rocas magmáticas.

 

 

 

 

MAGNESITA

Etimología:

El nombre hace alusión a su composición química.

Fórmula química:

Elemento: Magnesio Mg
Mena: Magnesita MgCO3

Propiedades físicas:

Sistema: Trigonal, la estructura cristalina es análoga a la de la calcita. Hábito: se presenta en forma masiva o de agregados cristalinamente granulares y masas criptocristalinas compactas parecidas a la porcelana. Dureza: 4 – 4,5. Densidad o peso específico: 3. Color: incolora, blanca, amarillenta o gris. Raya: blanca. Brillo: vítreo.

Origen:

Es una mena del magnesio, se le conoce también como carbonato de magnesio, Giobertita o espato amargo. Como segregación o elemento integrante, especialmente en rocas de metamorfismo regional, y muchas veces como producto de alteración de silicatos de magnesio o transformación metasomática de calizas y dolomías. Se encuentra como producto de alteración de la serpentina a causa del ataque del agua cargada de CO2. . También puede tener origen metamórfico.

Localización:

Los depósitos comerciales de magnesita en Venezuela, se ubican a lo largo de Margarita nororiental, Estado Nueva Esparta, desde el pueblo de Manzanillo hasta la capital del Estado, La Asunción y en la región de Tinaquillo, Estado Cojedes.

La mena de la Isla de Margarita es blanca, densa, de fractura concoidea y con sílice coloidal muy variable. El mineral constituye bolsones, vetas y filones guiados en su formación por planos de fractura de la roca caja. El espesor de la mineralización varía desde pocos milímetros hasta casi dos metros. Algunos de estos filones poseen más de 200 m de longitud. Lo característico en los depósitos son los sistemas de vetas de trama reticular de variadas formas poliédricas que unen entre sí a cuerpos de mayor consideración o agregados y masas irregulares como coliflores. La separación entre la mena y la roca simple, debido a la gran alteración de esta última.

Depósitos comerciales han sido ubicados en:

Loma de Guerra: los depósitos se ubican a unos 9 Km. al norte de la Asunción. Existen dos zonas mineralizadas importantes, más o menos paralelas, superando longitudes de 800 m y espesores de 30 m. De acuerdo a estudios evaluativos, la región puede guardar más de 25 millones de roca mineralizada con un porcentaje recuperable de mena de 16%.

El depósito estuvo en producción en forma intermitente, hasta 1953. La mena era transportada en ferrocarril hasta Manzanillo, donde se calcinaba en una planta con una capacidad de 25 Tm diarias. En la actualidad, el depósito no se encuentra en producción.

La Estancia: en realidad, estos depósitos constituyen una extensión hacia el oeste de los anteriores.

Valle de Pedro González: al igual que los anteriores, estos depósitos estuvieron bajo explotación hasta principios de la década de 50. Constituyen dos áreas (este y oeste) mineralizadas formadas por vetas y bolsones en peridotita serpentinizada.

Manzanillo: la zona mineralizadas tiene un rumbo de N 45 E y el ancho varía entre 34 y 170 m.

La Sabana: se ubica en el flanco oriental del Cerro Matasiete, 1,5 Km. al norte de La Sabana de Guacuco. Aparentemente, la zona mineralizada puede superar los 25 m de ancho, extendiéndose a lo largo del rumbo por unos 70 m.

Tinaquillo, Estado Cojedes: en la región de Tinaquillo existen varias áreas que presentan serpentinas extremadamente meteorizadas con un porcentaje de magnesita en forma de vetas enrejadas que puede superar el 30% de la roca. No hay dudas de que Tinaquillo guarda una importante reserva de magnesita.

Aplicación:

Ladrillos muy refractarios para los procesos metalúrgicos y revestimientos de los convertidores, para la llamada xilolita (placas ligeras y refractarias para las paredes intermedias), preparación de anhídrido carbónico, también para la obtención del metal, complemento en la alimentación del ganado para que beban más agua y produzcan más leche. Años atrás se utilizó como la mena de magnesio, pero en la actualidad este elemento se obtiene del agua de mar.

Asociaciones:

Aparece asociada al talco [ Mg3Si4O10(OH)2] y a la mica.

 

 

ARENAS

En sentido general la arena es material no consolidado formado por granos de Cuarzo, como el de las playas y las dunas. Más precisamente es un sedimento detrítico no consolidado cuyos granos están en su mayoría comprendidos entre 1/16 mm y 2 mm, por lo tanto las arenas constituyen un conjunto de partículas desagregadas de las rocas, generalmente se encuentran depositadas o acumuladas en las orillas del mar o de los ríos o en capas de los terrenos de acarreo, también en forma de dunas o médanos.

Estos granos al consolidarse forman una roca sedimentaria denominada arenisca detrítica terrígena, compuesta por un 85% por lo menos de granos de Cuarzo más o menos redondeados. Son rocas comunes, constituyendo lo esencial de numerosas series estratigráficas, en capas regulares o no, y también en lentejones.

Localización:

Venezuela posee importantes depósitos de arenas siliceas asociados con formaciones sedimentarias que van en edad desde el Terciario muy inferior hasta el Pleistoceno. La mayoría de estos depósitos, los cuáles abundan en los Andes, Región Oriental y los estados Falcón, Lara, Guárico, están bajo activa producción, nutriendo a importantes industrias del vidrio, cerámica, sanitarios, detergentes, fundición, cemento y acerías del país.

Los principales depósitos de arenas silíceas, tanto por sus reservas como por su edad, se ubican en Falcón nororiental, Lara suroccidental, Monagas central, Trujillo y la región meridional del Estado Táchira. El Estado Guárico posee una de las reservas potenciales de menas silíceas más importantes del país, incluyendo las arenas cuarcíticas que se asocian con el Miembro Galeras de la Formación Quebradón.

Aplicación:

Mineral utilizado por la industria de la construcción.

Estadísticas y Mercado:

Su registro debería estar cerca de 6 millones de toneladas métricas.

 

 

Anuncios

Acerca de cienciasocialseijas

Licenciado en Educación, Mención Ciencias Sociales. Profesor de Psicología, Filosofía e Instrucción Premilitar en el LB Mons. Francisco Miguel Seijas
Esta entrada fue publicada en Ciencias de la Tierra, Uncategorized y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s